Pomona College Magazine
Volume 41. No. 2.
Issue Home
Past Issues
Pomona College Home
 
·   ·   ·   ·   ·   ·   ·   ·   ·
Pomona College Magazine is published three times a year by Pomona College
550 N. College Ave, Claremont, CA 91711

Online Editor: Mark Kendall

For editorial matters:
Editor: Mark Wood
Phone: (909) 621-8158
Fax: (909) 621-8203

PCM Editorial Guidelines

Contact Alumni Records for changes of address, class notes, or notice of births or deaths.
Phone: (909) 621-8635
Fax: (909) 621-8535
Email: alumni@pomona.edu
·   ·   ·   ·   ·   ·   ·   ·   ·


Extendiendo sus ramas
¿Lograron tener éxito las mellizas Jazmin y Lizbeth López en dos de los mejores colegios de renombre y separadas por 3,000 millas de distancia? Claro que sí lo lograron. La verdadera historia es cómo llegaron hasta allí en primer lugar.

Por Mark Kendall
Traducción por Grace Dávila-López



En un día de brisa en la región del vino, muy propio de un panfleto para turistas, las mellizas Jazmin y Lizbeth López se encontraban sentadas juntas mientras aguardaban graduarse como las dos mejores estudiantes de la Clase del 2005 en Napa High. Era un momento de triunfo, pero Jazmin estaba tan nerviosa que ni siquiera podía escuchar los discursos. Temía que la fueran a echar de allí.


Jazmin y Lizbeth despues de la graduación.
fotos adicionales...
   
Las mellizas habían decidido hacer una declaración cultural durante la ceremonia. Mientras Jazmin cruzaba la tarima para aceptar su diploma fue desenvolviendo una pancarta blanca y negra que decía: Orgullo Latino. Lizbeth la seguía muy de cerca con una bandera mexicana. Este tipo de cosa no le salía muy natural a las tímidas mellizas, pero lo hicieron de todas formas, y Jazmin hasta añadió un ademán florituresco ––le tiró un beso al público presente. Se trataba tan solo de la más reciente sorpresa proveniente de lo que antes era una pareja predecible.

Para muchos en Napa High, la inseparable pareja era conocida simplemente como “las mellizas” o “las hermanas López”. A la vez que tomaban las mismas clases, servían como copresidentas del Club Hispánico, estudiaban juntas después de las clases y también limpiaban juntas casas para ayudar con las finanzas familiares. Las dos obtuvieron un empate al obtener el cómputo académico más alto––4.67–– en una clase de más de 500 estudiantes, y resultaron coganadoras del mayor honor del colegio –el premio “Indian of the Year”. A nadie le sorprendió que fueran aceptadas a todas las universidades a las que solicitaron: Berkeley, Dartmouth, Stanford y otras más. Jazmin y Lizbeth muy fácilmente pudieron haber ido al mismo colegio, como hacen muchas parejas de mellizos.

Las mellizas dcidieron que de ninguna manera harían eso. De hecho, estas mellizas fraternas, las cuales habían compartido una habitación toda la vida, terminaron por seleccionar colegios tan apartados el uno del otro como es posible estarlo dentro de Estados Unidos continental. Jazmin escogió Pomona: Lizbeth escogió Bowdoin College en Maine.
¿Podrían las dos lograr éxito por su propia cuenta? Tenían algo de duda. La historia de Jazmin y Lizbeth trata de algo más que el drama de partir al colegio y dejar a una hermana atrás. Las hermanas, antes de lo de las universidades, sufrieron transformaciones que las guiaron en direcciones diferentes––y que las distingue de otras estudiantes de primer año. Estas dos no son de las que van a volver a la casa durante el receso de clases y escandalizar a los padres con planes idealistas de transformar el mundo. Eso ya lo habían hecho hace años atrás.


   
María López abraza a su hija, Jazmin, despues de la ceremonia.
fotos adicionales...
De vuelta a la graduación: Pese a sus temores, las manifestaciones de Jazmin y Lizbeth en la tarima, con respecto al orgullo étnico, ocurrió sin mucha reacción. La ceremonia que se llevó a cabo en el estadio de fútbol de la escuela superior fue muy casual a la manera californiana, con estudiantes que al bajar de la tarima eran recibidos por una fila de maestros –algunos de los cuales llevaban pantalones cortos y camisas de estampados florales— que les ofrecían abrazos y apretones de mano. Cuando las gemelas llegaron a la fila, el cariño era tan fuerte que algunos maestros, a manera de broma, opinaron que las mellizas estaban creando un problema de embotellamiento.

“A mí no me sorprendería nada de lo que ellas decidieran hacer—política, leyes, prestar servicio” dijo Hilary Zunin, una maestra de inglés de noveno grado. “A dondequiera que vayan la gente dirá: ‘Wow.’”

Después de la ceremonia, las jóvenes no asistieron a la actividad de la noche de graduación que la escuela tenía planeada--¡costaba 50 dólares! y se dirigieron a su hogar a celebrar junto a sus amigos y familia con una barbacoa a la sombra de un amplio árbol de torojas. Sonaba la música ranchera mientras disfrutaban de un festín de arranchera, bistec de carne de costado a la parrilla sazonado con cilantro y nopales, un platillo hecho de cactus. Papá estaba encargado de la tradicional barbacoa a base de carbón. Mientras abrazaba a las chicas, Mamá dio un conmovedor discurso en español: “Gracias por todo, por todo el duro trabajo,”, dijo con lágrimas en los ojos. “Las voy a extrañar.” continuar ...

 
 
©Copyright 2006
by Pomona College
Top of Page Pomona College Magazine • 550 N. College Ave, Claremont, CA 91711 • Contact us for editorial matters